10 años de “Nostradamus”, la controvertida ópera rock de Judas Priest

Seguimos conmemorando aniversarios en Metalcry, y hoy le toca el turno a un disco que, a su salida, cosechó opiniones para todos los gustos, la mayoría de ellas controvertidas. Tras las buenas críticas recibidas por “Angel of Retribution” (2004), ese disco que nos traía de vuelta a Rob Halford junto a sus antiguos compañeros, las expectativas por escuchar el nuevo material eran máximas. Cuatro años tuvimos que aguardar, nada más y nada menos, hasta que “Nostradamus” viera la luz. Todos teníamos como precedente esa obra conceptual y de idéntico título, que Nikolo Kotzev publicaba en 2001, así que el listón estaba más que alto. Finalmente, el 16 de junio de 2008 salía a la venta en toda Europa el esperado álbum conceptual de JUDAS PRIEST, su primer doble LP de estudio y, para más inri, dedicado a la figura del mítico médico, astrólogo y profeta francés.

En él, K.K. Downing y Glenn Tipton, como ya hicieran en su día con “Turbo” (1986), apostaban por las guitarras sintetizadas, para contribuir así con nuevos matices y enriquecer la música de las nuevas composiciones. Para acabar de rematarlo, también contarían con los teclados de Don Airey, el mítico teclista de bandas como RAINBOW o DEEP PURPLE, y con los arreglos de cuerda de Pete Whitfield. Todo ello aporta ese ingrediente extra que necesita un disco de estas características: sin duda el más teatral y sinfónico de JUDAS PRIEST hasta la fecha. Grabado en el Old Smithy Studio, del Reino Unido, producido y mezclado por los dos mismos guitarras del combo, “Nostradamus” se dio a conocer con el single del mismo título; un tema en la línea “Painkiller”, que a muchos enamoró por su versatilidad y diferente enfoque. A mí, desde luego me enganchó. Halford, por fin sacaba a la luz al intérprete que lleva dentro, regalándonos su lado más visceral. Ya desde la primera estrofa, dicho adelanto nos metía de pleno en la piel del famoso vidente hacedor de profecías y profeta de catástrofes futuras. La cosa prometía.

Aunque, una vez puesto en circulación, “Nostradamus” no colmara las expectativas de algunos seguidores de la banda, por ser un disco algo “experimental”, eso es, bajo mi punto de vista, lo que precisamente lo engrandece. En él, Halford y compañía, se atrevieron a innovar y cambiar el registro por completo. Y para ello, el vocalista se convertía en actor, recreando a la perfección, y en primera persona, todos y cada uno de los estados de ánimo posibles por los que una mente atormentada como la de Michel de Nostradamus pudo atravesar.

De los veintitrés cortes del álbum, únicamente catorce son canciones en sí, tipografiadas en mayúscula en la contraportada del disco, para su fácil localización. El resto son interludios, por otro lado, totalmente necesarios para sumergirse en una historia de estas características. “Prophecy”, es el primer tema del disco, precedido de la intro “Dawn of Creation”, y asimismo digno de mencionar. Resulta uno de los cortes más heavies del disco, ideal para adentrarnos en la ópera rock y, a su vez, de lo más estimulante. ¿Quién no ha cantado a grito pelado aquello de “I’m Nostradamus…”? Un tema sinfónico y orquestal, sin precedentes en la historia de JUDAS PRIEST, de los que íbamos a encontrar unos cuantos en “Nostradamus”.

Ese es el caso de “Revelations”, que también bebe de “Prophecy”, otro corte a la altura, que va de menos a más, con una melodía impresionante para el estribillo y con un excelente trabajo de guitarra: tanto en el riff principal como en los solos. En él, Halford se recrea a gusto, trayéndonos a la mente cortes como “A touch of Evil”, esa canción con la que el vocalista siempre ha disfrutado especialmente en directo, a pesar de que los años puedan empezar a pesar. “Pestilence and Plague”, por su parte, es otro tema para disfrutar muchísimo. Nuevamente, ese estribillo, esta vez cantado en italiano, se nos graba a fuego en el cerebro.

Y así, uno tras otro van cayendo temas como el épico “Conquest”, el tenebroso y soberbio “Persecution”, el metálico vals llamado “Exiled”, la oscura y heavy “Alone”, la paranoica “Visions”, que mucho bebe del sonido “Painkiller” (1990), la psicodélica “New Beginnings”, la guerrera “War”, con esos espectaculares y amenazadores tambores de guerra, el medio tiempo “Death”, al más puro estilo BLACK SABBATH, o “Future of Mankind”, el tema más largo del álbum y todo un himno para su clausura… todos ellos acompañados en todo momento de sus correspondientes interludios, situados de manera estratégica con la intención de erizarnos la piel a cada nota.

Si os soy sincero, para mí, al margen de las críticas que cosechó, y que nunca he entendido ni compartido, “Nostradamus” es excelso. Fue una apuesta arriesgada, de la cual se sigue discutiendo a día de hoy, que logra transmitir, con un dramatismo pocas veces visto (escuchado en este caso), todo lo que se espera de un álbum conceptual de estas características: melancolía, tristeza, angustia… Todos esos sentimientos que Halford puede llegar a expresar con su privilegiado don irán hilando todas y cada una de las armonías y melodías que dan forma al disco. De hecho, “Nostradamus” no deja de ser un monólogo dramático en clave heavy metal. Así es como lo entiendo yo.

En su conjunto, este es un álbum magnífico, de principio a fin, a medio camino entre “Turbo” y “Painkiller”. Quizás no es la continuación que todos esperaban para “Angel of Retribution”, pero al fin y al cabo de eso se trata: de sorprender. Tal vez, cierto sector de la parroquia del reverendo de Judas no acabó de comprender la intención de “Nostradamus”, no siempre se puede contentar a todo el mundo… Sea como fuere, aquel verano de 2008, JUDAS PRIEST colocó en las tiendas otro de esos discos controvertidos, a la par que incomprendidos, que con tanto cariño guardamos en nuestra discografía. ¡Gracias!

Lista de temas:

01. Dawn of Creation
02. Prophecy
03. Awakening
04. Revelations
05. The Four Horsemen
06. War
07. Sands of Time
08. Pestilence And Plague
09. Death
10. Peace
11. Conquest
12. Lost Love
13. Persecution
14. Solitude
15. Exiled
16. Alone
17. Shadows In the Flame
18. Visions
19. Hope
20. New Beginnings
21. Calm Before the Storm
22. Nostradamus
23. Future Of Mankind

Publicado por Ivan Allué en Metalcry.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s