Cinco películas de animación que tienes que ver con tus hijos

Mascotas_bolg

El cine de animación digital ha terminado convirtiéndose en un género en sí mismo. Dentro del enorme catálogo de producciones que han inundado las salas comerciales durante las últimas dos décadas, podemos encontrar propuestas destacables, que incluso van mucho más allá del mero entretenimiento familiar, cinco de las cuales hemos querido destacar en este artículo.

Mascotas (2016 – Yarrow Cheney)

Esta película se ambienta en un apartamento de Manhattan, en el que Max, un Fox Terrier sobreprotegido, verá amenazada su posición de privilegio por la llegada de un perro mestizo gigante, de nombre Duke. La rivalidad entre ambos les llevará a las calles de Nueva York, donde se encontrarán con un adorable, en apariencia, conejo, que en realidad es el líder de una pandilla de mascotas abandonadas. Al presentir su ausencia, Gidget, la vecina, una gatita enamorada de las telenovelas, advierte al resto de mascotas que algo ocurre. Es entonces cuando se activa el plan de rescate.

“Mascotas” es un film entretenido y divertido. Sus personajes, a pesar de ser animales, están dotados de un humanismo encomiable. Con una premisa tan divertida como “¿Te has preguntado qué hacen tus mascotas cuando no estás en casa?” era inevitable que pasáramos por el cine a verla, en su día. La trama no es para nada complicada y funciona de principio a fin.

Monstruos S. A. (2002 – Pete Docter)

“Monstruos S.A.” es la mayor fábrica de tratamiento de gritos de la ciudad. Está ubicada en Monstrópolis, una pequeña ciudad poblada de monstruos que se abastece de gritos de niños. A través de las puertas de armario con las que cuenta la fábrica, un equipo de monstruos entra en el mundo de los humanos para asustar a los niños durante la noche y recolectar así sus alaridos. James P. Sullivan, alias “Sully”, el monstruo asustador más reputado de “Monstruos S.A.”, se percatará de que una pequeña niña, de nombre Boo, se ha colado en el mundo de los monstruos por error, al quedarse la puerta de su armario abierta. Comienza así la aventura, junto a su inseparable amigo Mike Wazowski, alias “Ojito saltón”, para devolver a la niña de regreso a su casa.

“Monstruos S.A.” es una película de Pixar, que desemboca en una gran historia de amistad y retrospección de los mismos personajes protagonistas. Es interesante la intención de la cinta por acercarse a los sentimientos de aquellos que no están hechos a nuestra imagen y semejanza. Por lo tanto, resulta una película con alta carga pedagógica. Un cine encaminado al público infantil pero totalmente disfrutable para los adultos.

Pesadilla antes de Navidad (1993 – Henry Selick/Tim Burton)

Jack, el escuálido esqueleto protagonista de “Pesadilla antes de Navidad”, a cada año que pasas, vive con más desencanto y aburrimiento la festividad de Halloween. Es al descubrir la Navidad que su vida dará un giro inesperado. Jack, queda fascinado por el espíritu navideño y decide llevarlo a Halloween, pero a su manera. Entre sus macabros planes se incluye el secuestro de Santa Claus. Su única aliada será Sally, una muñeca de trapo fabricada por un inventor loco, y su principal rival será el villano Oogie Boogie.

“Pesadilla antes de Navidad” no es cine de animación digital al uso. Al contrario de las demás que aparecen en este artículo, es una película creada con la técnica del stop motion, que consiste en simular el movimiento de unas marionetas mediante la captura de fotografías. Esta, fue rechazada, en un principio, por Disney, al no considerar del todo apropiada para el público infantil la historia que Tim Burton cuenta en ella. Bien es cierto que, debido a la naturaleza de la historia y de los grotescos personajes que la componen, no estamos ante una película cien por cien infantil. Por tanto, es recomendable verla antes y así juzgar si es apropiada o no para vuestros hijos.

Toy Story (1995 – John Lasseter)

Andy se hace mayor, y al mudarse de casa decide prescindir de sus juguetes. Woody, es el muñeco preferido de Andy, pero recibe un regalo por su cumpleaños, que no es otro que Buzz Lightyear, un intrépido astronauta. Woody, al verse relegado, no puede evitar sentir celos de Buzz, por lo que ideará un plan para alejarlo de Andy. En este caso, la premisa principal de “Toy Story” es casi idéntica a la de “Mascotas”: la rivalidad entre ambos les llevará a vivir una emocionante aventura, en la que participarán el resto de muñecos al rescate, para finalmente acabar siendo amigos.

“Toy Story” es todo un clásico del cine de animación, y el primer largometraje realizado íntegramente por ordenador. La historia es interesante y atrae al espectador de buen principio. Enmarcada en un universo construido y dotado de personalidad a cada minuto que pasa, “Toy Story” saca muy buen partido a la idea de que unos muñecos y juguetes cobren vida. Cada uno tiene su papel fundamental en la misión de rescate, y hay que alabar el ingenio con el que los creadores asignan una misión de reconocimiento a los soldaditos y el partido que le sacan al Señor Potato o al perro salchicha con el muelle en medio. El primer largometraje de Pixar es una obra que no puedes dejar de ver, y menos sin tus hijos.

Wall·e (2008 – Andrew Stanton)

En un futuro remoto, la Tierra es deshabitada, debido a la desmesurada cantidad de basura que el ser humano produce. Para resolver el problema, la empresa Buy ‘N Large envía un escuadrón de robots, llamados “Wall·e”, para limpiar toda la basura. Pasados setecientos años, únicamente queda una unidad “Wall·e” operativa. Este robot, aparte de limpiar, se dedica a recoger extraños objetos que va encontrando, entre ellos una planta. Cierto día, llega a la Tierra Eva, un robot que tiene como misión detectar vida orgánica, y “Wall·e” se enamorará de ella. Al encontrar la planta, el capitán Mc Crea (el mismo que envío a Eva), decide poner rumbo a la Tierra para repoblarla. Sin embargo, “Wall·e” nos se lo pondrá fácil.

Esta película, cuenta con todos los ingredientes necesarios para entretener a grandes y pequeños: el diseño es espectacular, la historia emotiva, y el personaje central, absolutamente entrañable, nos regalará momentos hilarantes y escenas de acción a partes iguales. Además, el mensaje que proyecta “Wall·e” es una crítica descarada hacia el maltrato del planeta: si no le ponemos remedio, estamos condenados a la extinción. En el film, aparecemos gordos y enclaustrados frente a un televisor, lo cual da qué pensar. ¡No la dejéis escapar!

Publicado por Ivan Allué en el blog Mundo Peques

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s