Vivir un sueño… Pero, ¿a qué precio?

rock_star_mark_walhberg

Vivimos obligados a trabajar. Eso es así. Este mundo, por desgracia, se rige mediante unas normas de las que resulta bastante difícil zafarse. Por lo general, si no trabajas, lo vas a tener más difícil para formar parte de una sociedad sustentada a base de la moneda. Cada cual tiene sus propias expectativas en la vida, y sabe, en mayor o menor medida, cuál es su sitio en ella: aquello que venimos conociendo como vocación. Siempre hemos oído hablar de lo importante que es vivir de lo que te apasiona, que debemos luchar por nuestros sueños, que solo nosotros somos el patrón de nuestro “barco”… Pero, ¿qué ocurre si, llegado el momento, la integridad de tu sueño peligra?

Hace escasamente unas semanas, me surgió la oportunidad de vivir mi sueño a lo grande. Lo que siempre había querido. Era algo así como jugar en la “1ª división” del periodismo musical. Lo tenía al alcance de la mano… Ahora bien, el sueño, traía consigo alguna que otra “cláusula” con la que no contaba. De una manera u otra, debía pervertir mis ideales. Decidí tomarme mi tiempo de reflexión, para llegar a la conclusión de que no quería vivir mi sueño pagando ese “peaje”. ¿A caso los sueños tienen “cláusulas” o “peajes”? Los que yo sueño, por lo menos, ¡no!

¡Cuántas veces lo habremos visto en el cine! Me vienen a la mente, por ejemplo, películas como “Didi Hollywood” (2010 – Bigas Luna), su predecesora “Yo Soy La Juani” (2006 – Bigas Luna) o, más en la línea de nuestro rollo, “Rock Star” (2001 – Stephen Herek); esa cinta, supuestamente inspirada en Tim “Ripper” Owens (ex de JUDAS PRIEST), en la que Mark Wahlberg (Chris Cole) alcanza el sueño de su vida: ¡Nada más y nada menos que ser el vocalista de sus queridos STEEL DRAGON! Desafortunadamente, con el tiempo, Chris, se dará cuenta de que aquello que había deseado con tanto fervor no es como él pensaba, y decide retirarse en pleno concierto.

Pues bien, ahora os lanzo yo la pregunta, ya seáis músicos, periodistas, actores o cualquier otro tipo de persona física en edad de trabajar: ¿Cuánto valen los sueños? ¿Qué “peajes” estáis dispuestos a pagar? Cada cual pondera en relación a sus aspiraciones, y son totalmente respetables las decisiones que un individuo toma a lo largo de su estancia en este mundo, pero, no me diréis que la duda no os ha abordado en más de una ocasión, ¿me equivoco? Si me preguntáis a mí, yo llevo viviendo un sueño desde hace ya bastantes años. No me sustenta económicamente, pero es mi sueño utópico. Yo lo construyo a mi manera, y los sinsabores que me produce son ínfimos. Gracias a él he podido sentarme a charlar con músicos a los que admiro, he llegado a escribir tres libros en los que he dado rienda suelta, y libremente (muy importante este punto), a mi creatividad. Me gane la vida con esto o no, ¡me siento orgulloso de poder decir que soy escritor y periodista!

Nos pasamos la vida a la recerca de nuestro “Santo Grial”, y cuando finalmente lo alcanzamos, nos damos cuenta de que no es tan brillante como esperábamos. ¿Sabéis una cosa? Seguro que hay por ahí más griales por desenterrar. Yo no pienso desistir en el empeño. Y, en el caso de que ninguno de ellos sea de nuestro agrado, por lo menos habremos disfrutado del camino, que, al fin y al cabo, es el que nos hace ricos verdaderamente, y hasta un poco más sabios.

Ivan Allué

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s