Entrevista a Txus Di Fellatio (Mägo De Oz)

“Éramos una banda que queríamos vivir lo que habíamos visto en los vídeos de KISS. Rodeados de chicas, drogas… destrozando hoteles…”

¿Sabéis? Las mejores entrevistas son aquellas que se realizan en ambiente distendido, sin prisas… Aquellas en que el entrevistado está a gusto, relajado, alegre, feliz… A según que niveles, sobre todo en bandas de primera línea, es difícil hacer coincidir todos esos factores. Siempre hay el road manager de turno que te mira de reojo, como diciendo “termina ya”; podemos tener a muchos otros medios esperando para hacer su entrevista; o hasta te puedes encontrar con unos músicos que están pensando más en la prueba de sonido que en contestar a tus preguntas…

Por suerte, nada de eso me encontré al llegar al hall del hotel. Metalcry.com íbamos a ser el último medio que Txus atendía esta mañana, y creo que eso ayudó. Tras dedicarme un “ahora estoy contigo chiquitín”, intuí un especial bienestar en el batería. Lo veía “fresco”, animado, pletórico… tal vez influido por el ambiente veraniego que se respiraba en Barcelona a mediodía, no sé. Lo que sí es seguro es que yo disfruté como nunca entrevistándole.

Buenas Txus. Estáis aquí para promocionar vuestro último disco, “Finisterra Ópera Rock”, una revisión de un álbum doble al que le debéis mucho. ¿Qué tal ha sido la experiencia de regrabar los veinte cortes que lo componen? ¿Ha aflorado algún recuerdo del pasado? ¿Añoranza? ¿Sensación de que ha pasado el tiempo muy rápido?

Sí claro. Mira, te cuento la historia. Antes del verano, tengo una conversación con Warner, porque se cumplía el 15 aniversario de “Finisterra”. Pero como yo me niego a eso de reeditar discos, sacándole la pasta a los chavales por un mismo disco… les propongo regrabar dos temas a la compañía, como bonus. Uno era “La Cruz De Santiago”, y cuando estoy haciendo los arreglos digo: ¡Ostras, como mola! Llamo a Warner: Oye, vamos a hacer los veinte temas. “¡No me jodas Txus, eso es un dineral!” (risas). Y les digo: O eso o nada. Al final aceptaron. Nota: ¡Más vale que se venda el disco! (risas). Así que nos pusimos a regrabarlo.

Esto es como visitar el barrio donde tenías a tu novia hace 15 años. Te vienen sentimientos encontrados… Éramos una banda que queríamos vivir lo que habíamos visto en los vídeos de KISS. Rodeados de chicas, drogas… destrozando hoteles… ¡Éramos así! La mala imagen de MÄGO es de esa época (risas). Todos teníamos nuestros trabajos, y cuando íbamos a tocar, el fin de semana, todo nos la sudaba. Habíamos sacado un disco, que se llamaba “La Leyenda De La Mancha”, que había pegado un pelotazo a nivel underground, que a todos los heavies molaba, pero fue sacar “Finisterra” y… Mira, en esa gira de “Finisterra”, nosotros tocábamos en Mephisto, para 350 personas, en enero, y luego, en noviembre, llenamos la Razzmatazz. ¡Fue nuestro subidón!

Entonces, claro, cuando estás haciendo las canciones te acuerdas de todo eso. De la banda que eras…

Supongo que también es en ese periodo cuando decidís dedicaros por completo a la música. De ser un hobby pasó a ser vuestra profesión.

Claro. Yo siempre lo digo: Ahora es más aburrido. Y se extrañan. Antes era nuestro hobby. Nos queríamos comer el mundo sin tener nada que perder. “Habéis salido a tocar borrachos…”. Vale… ¿Y? Nos lo hemos pasado guay. Terminábamos los conciertos y nunca cobrábamos. De hecho siempre debíamos; a la barra, o a cierto tipo que nos había traído no sé qué… ¡Era la bomba! Pero de repente dices: ¡Ostia, has vendido discos! Hay gente que está pagando un dinero por verte… entonces tú tienes que aprender que eso es tu trabajo, reeducarte. Por ejemplo, yo tengo que coger el Ave a las seis de la mañana, en Madrid, para hacer entrevistas contigo tomándome un café… Eso, hace quince años…

TxusDiFellatio_DiarioIlussia

“… lo que tenemos que hacer es abrir sucursales de heavy metal en oídos ajenos. Mucha gente compra MÄGO DE OZ sin saber que está comprando heavy metal”

Hombre, tienes una responsabilidad que antes no tenías.

Claro. Hay un peaje que tienes que pagar, aunque nosotros seguimos visitando ese barrio de hace 15 años, llamado “Finisterra”. No hemos cambiado tanto. Somos una jodida banda de heavy metal: muy ochentera, con violines, gaitas, mucha melodía… Siempre hemos tenido estribillos pegadizos, así que no entiendo mucho eso de “vendidos”. También es cierto que, al estar dentro, no puedes tomar perspectiva, pero seguimos siendo MÄGO DE OZ. Vale, hay otra voz… Eso es como los equipos de fútbol: Messi se irá y vendrá otro Messi. Lo que tiene identidad es el Barça: jugar bonito, al ataque… Esa identidad es lo importante, y creo que nosotros no la hemos perdido.

Mira Txus, precisamente, quería preguntarte sobre los cambios de formación que comentas. En una reciente entrevista, decías que los cambios en la banda, en los últimos 15 años, son uno de los motivos por los cuales habéis decidido regrabar el disco. ¿Si los miembros que grabaron “Finisterra”, en el año 1999, todavía fueran los mismos, hubiera salido a la luz este proyecto?

No. No tendría sentido. Es hacer el “Exorcista” con la misma actriz y con el mismo director. A mí, IRON MAIDEN, mi banda favorita, me dicen: “Vamos a grabar el ‘Killers’ con Bruce Dickinson”. ¡Me lo compro! Ahora bien, dicen: “Vamos a grabar ‘The Number Of The Beast’”. ¡No lo toques, déjalo como está! ¡No me jodas! Esto tiene sentido porque no está José, no está Kiski… Ha habido un cambio importante. Si no, no tendría sentido.

Habéis incorporado infinidad de nuevos arreglos en este lanzamiento: orquestas, coros, gaitas, diferentes solos… ¿Cómo ha sido el proceso de “revestir” los temas? ¿Se gestó todo en el estudio, dejando sitio a la improvisación, o ya teníais las ideas pensadas de hace tiempo?

En el estudio hemos estado cuatro meses. Yo estuve un mes y medio antes, haciendo arreglos. Las canciones importantes, con más arreglos, como “Polla Dura No Cree En Dios”, las corales de “Satania”, o “El Señor De Los Gramillos”, se hicieron antes del estudio. Ya íbamos con las ideas muy claras. Yo quería, en “El Señor De Los Gramillos”, un rollo industrial, muy MARILYN MANSON. Ya coqueteé con ello en “Für Immer” de “Gaia III”, que es muy RAMMSTEIN, y eso es arriesgado. Ya en su día recibimos críticas porque eso no sonaba a MÄGO DE OZ. Igual pasó con “Diabulus In Música”… y ahora hay un club de fans llamado “Diabulus In México” (risas). Te quiero decir que una canción suena a MÄGO DE OZ dependiendo del éxito que tenga. No tiene más historias.

Pero si lo bueno es que una banda arriesgue, que experimente… Al menos en algunos temas. No que nos venda más de lo mismo una y otra vez.

Ya, pero bueno, ¡esto es MÄGO DE OZ! Haga lo que haga Txus lo van a crucificar (risas). Luego, yo que soy un poco tocapelotas, también lo busco. Me gusta meterme en berenjenales (risas).

Cierto. Por suerte, la gente que conoce a Jesús María Hernández, ya sabe cómo eres, y que Txus Di Fellatio es un personaje. Un provocador.

Cierto, es un personaje. Pero creo que es necesario: ¡Esto es Rock’n’Roll! Yo, cuando oigo a Dee Snider digo: olé, ¡ese es mi bocazas! (risas). Otra cosa es que la persona sea un gilipollas. Eso me preocupa. Que tú puedas decir: “He estado con Txus en la entrevista y es un imbécil”. Eso no mola. Pero lo de Di Fellatio… Lo que pasa es que con MÄGO DE OZ todo se magnifica. Como la que se armó cuando queríamos ir a Eurovisión. Todo porque me preguntaron si me gustaría ir y dije que sí. ¿No fue LORDI? Es una forma de expandir mi música. Es un festival de música. Yo soy músico. A donde no iría es a un congreso de dentistas (muchas risas).

Eso me lleva a comentarte algo que te oí decir y que también me gustó. Dijiste que un single es una forma de captar nuevos seguidores. Quizás más accesible, no tan contundente, de cara a expandir las miras del grupo… ¿no?

Sí, pero eso no lo he inventado yo. Tú imagínate al típico heavy, de Hospitalet, con su camiseta de MANOWAR, que va escuchando “Carry On”… Pues la melodía de “Carry On” es lo más comercial que ha escrito nunca MANOWAR. Y la melodía es pop disfrazada de guitarras. Y me parece genial, porque lo que tenemos que hacer es abrir sucursales de heavy metal en oídos ajenos. Mucha gente compra MÄGO DE OZ sin saber que está comprando heavy metal. De repente dice: “Cómo mola este sonido”. Luego, al igual terminan escuchando pagan metal, o les mola WARCRY… ves a saber. Yo en la música no entré con los MOTÖRHEAD, entré por SCOPRIONS, luego MAIDEN… Y así vas investigando. Pero claro, si me pones primero el “Ace Of Spades”, con 14 años, te digo: ¡Quita, quita! ¿Sabes? Algún degenerado se habrá metido en el heavy con IN FLAMES, ya de entrada, ¡olé sus huevos! (muchas risas).

“Si mañana tenemos que hacer algo con Mónica Naranjo, pues, posiblemente, ella encantada, y nosotros más. Estamos consiguiendo que gente ajena al heavy metal esté haciendo temas de heavy metal. Así que no entiendo las críticas. Allá ellos”

Totalmente de acuerdo. Y ya que hablamos de singles, en esta regrabación tenemos el “Fiesta Pagana”, que, curiosamente, es una de las más fieles a la original. Siendo una de las canciones que más veces habréis tenido que interpretar en directo, debido a su enorme éxito, ¿no os dieron ganas de darle un toque totalmente diferente?

Esa es la que más dolores de cabeza me ha dado para el disco. Ya la regrabamos hace dos años, para “Celtic Land”, con invitados… y luego cantada en inglés. De hecho, utilizamos la misma sesión de grabación, ecualizada un poco distinta. ¿Qué le iba a meter, máquina? Igual dentro de unos años sí me da por cambiarla, pero era la típica canción que tenía más a perder que a ganar. Así que mejor dejarla como está. Ojalá no estuviera “Fiesta Pagana” en este disco, y entiéndeme; lo digo por el dolor de cabeza. Ese tema me lo ha dado todo, me ha abierto las puertas. Es como si Richie Blackmore no tocara “Smoke On The Water”. Está hasta la polla del tema, sí, pero gracias a ella está donde está.

Sin lugar a dudas. Cambiando de tema. No sé por qué, pero me da la sensación de que los niños que narran la intro deben ser algunos de vuestros hijos… ¿Me equivoco?

Son los hijos de Moha. Cuando te llegue el disco lo verás. Además, en el libreto, hay un marco con los 26 participantes del disco, con la foto. Yo quería que lo hiciera la hija, pero como son gemelos… pues estaban los celos, tal… Así que lo hicieron los dos a la vez. Da bastante yuyu (risas).

Otra de las razones por la cual se regraba “Finisterra”, corrígeme si me equivoco, es la de regalar a los fans un disco que no pueden comprar en su formato original, debido a que los juicios con Locomotive, que todavía siguen sin resolución, no permiten poner a la venta los álbumes publicados por esa discográfica. ¿Cómo está ese proceso judicial en la actualidad?

Llevamos ya nueve años de juicios con Locomotive. Y el disco ahora mismo no se puede reeditar, a no ser que pidiéramos unos permisos especiales al juez. El juicio está ganado, lo que pasa es que lo recurrieron, y es por eso que la discografía antigua; de “Gaia I” para atrás, la gente no puede encontrarla, sólo en ITunes y todos esos rollos. De ahí también el volver a grabarlo. Una vez al mes nos llama el abogado para ponernos al día… pero bueno, va lenta la cosa.

Pues nada, paciencia. Por otro lado, como decíamos, habrá gente que no lo tenga en formato físico, pero mucha otra sí, de hecho, “Finisterra” es multiplatino. Con lo cual, hablando en términos puramente económicos y comerciales, ¿no es arriesgado sacar al mercado una regrabación del disco?

Sí, lo es. Pero es que siempre hacemos cosas arriesgadas. También lo es hacer discos dobles. Llamar a Diana Navarro, una cantante de Flamenco, también es un riesgo. Por eso nos llevamos tantas ostias, pero también nos quiere mucha gente. El otro día tocábamos en una ciudad de Italia, y viene Fabio Lione: “Qué pasa Txus, me encanta lo que hacéis tío…”. Y se subió a cantar “Vuela Alto”. Y me decía: “Ojalá yo pudiera hacer ese tipo de mezclas en RHAPSODY OF FIRE”. De hecho, trabajaremos en un futuro juntos. Me gusta que una soprano, como Pilar Jurado, se apunte. Si mañana tenemos que hacer algo con Mónica Naranjo, pues, posiblemente, ella encantada, y nosotros más. Estamos consiguiendo que gente ajena al heavy metal esté haciendo temas de heavy metal. Así que no entiendo las críticas. Allá ellos.

Sin duda. Por cierto, ¿cómo se eligieron los temas que cantan íntegramente Diana Navarro o Patricia Tapia? Son temas, antiguamente, cantados por un varón.

Ahí hice un poco de “Guardiola del rock” (risas). Por ejemplo, el primer tema, “Satania”, el tema emblemático, lo tiene que cantar Zeta solo. Porque no quería escusas del tipo “Lo canta Leo porque Zeta no llega...”. No. El grito y todo lo demás es MÄGO DE OZ cien por cien. Y luego, colaboraciones para que el disco sea más divertido. Cada canción le viene bien a alguien. “Santa Compaña” es muy BLACK SABBATH… ¿Hay algún DIO por ahí? ¡Manolo Escudero, ven aquí! (risas). Todo lo hago pensando en la personalidad que la voz tiene.

Creo que este disco es más que nunca un “AVANTASIA”, ¿no? Supongo que conoces la obra de Tobias Sammet…

Sí claro. Hay otro muy bueno también que se llama AINA. Que es más sueco que alemán. Yo, se lo recomiendo a mucha gente. Me encanta todo eso.

FinisterraÓperaRock_portadaEso es, con Amanda Somerville. Brutal también, y muy recomendable. Así como la ópera rock “Nostradamus”, de Nicolo Kotzev, otra obra que todos los amantes de las voces clásicas del hard rock deberían tener en su estantería. Cambiando de tema, vayamos ahora, si te parece, al diseño artístico. Las diferentes portadas y logos de “Finisterra Ópera Rock” son obra de fans del grupo, y fruto de un concurso que MÄGO DE OZ organizó. Supongo que habría mucha participación. ¿Alguna anécdota con alguna portada recibida?

¡La cantidad de pollas que la gente dibuja! (muchas risas). Había portadas que rozaban la pornografía. Cuando nos llegó ésta, dijimos: “¡Es que parece Gaboni!”. Dijimos: “Vamos a hacer ‘Finisterra Ópera Rock’ entre todos, incluso la portada”. De ahí lo del concurso. Y mira, el chaval que ganó, ya está haciendo entrevistas en el periódico de su ciudad… Aunque el otro día me decía: “Jolin, ya me insultan mucho…”. ¡Pues bienvenido tío! (muchas risas).

Ya ves… No, pero lo importante de esto es que le habéis dado la oportunidad a un chaval que, al igual, estaba a la sombra y a partir de ahora se puede ganar la vida con el diseño.

Eso me encanta. Mira, hace tres años, en la gira de “Hechizos, Pócimas y Brujería”, hicimos lo del “Factor Oz”. Yo me reía mucho de “La Voz”, el “Factor X”, y todas esas mierdas. Así que dijimos: “¿Sabes tocar un instrumento? Mándanos tus vídeos”. Y subimos a los ganadores en 15 conciertos, cada uno en su ciudad. Algunos eran buenos… otros, era lo que había (risas). Recuerdo en Zamora, o así, que sólo mandaron un vídeo… Era como: “¿Ahora qué hacemos?” (risas). ¡Pues le subimos! Otros grupos no hacen eso…

A mí me gusta mucho marcar la diferencia de un Txus Di Fellatio en un escenario, donde soy intocable, chulo, inasequible… pero porque yo quiero ser así, pero a la vez quería que el chico viera la parte humana de MÄGO; en el camerino… Yo como fan, cuando veía a Gene Simmons, incluso ahora, quiero a un Dios, no quiero un tío en vaqueros… ¡por eso odio el grunge! (risas). Luego, como persona, espero que sea humano, o no, eso ya cada uno. ¡Esto es Rock’n’Roll! ¡Esto es un puto espectáculo!

Y tanto. Por cierto, el otro día, veía por You Tube la que lían los MÖTLEY CRÜE, con la batería que avanza por unos raíles hasta la mesa de sonido, todo muy espectacular... ¿No has pensado en algo parecido para MÄGO DE OZ?

No tenemos tanto dinero (muchas risas). ¡Si yo pudiera! De hecho, mis compis me prohíben ir a ver a RAMMSTEIN, cada vez que vienen a Madrid. Yo, llevo mi libreta y voy tomando notas. A mí me gusta el espectáculo, y con BÜRDEL KING, ahora que entro a grabar, ya tengo pensado: Bueno, voy a sacar los enanos… Ya sé que me van a poner a parir, ¡pero conozco un guitarrista enano que es la bomba! (risas).

Digno de ver, sin duda. Hablando de espectáculo, todavía no hemos podido disfrutar de “Ilussia 3D” en Barcelona. Supongo que no debe ser fácil afrontar una gira tan arriesgada económicamente. ¿Queda pendiente, o ahora os centráis en el tour “Finisterra Ópera Rock”?

Ningún promotor nos ha querido traer. Nosotros ya hemos terminado la gira “Ilussia”. Hicimos cuarenta y tantos conciertos en América, unos quince en Europa, unos veinte en España… pero nadie quiso traernos a Barcelona, así que vais a quedaros con las ganas. También ha habido cambio de management por medio… Para “Finisterra Ópera Rock” sí vamos a venir. El 2 de diciembre empezamos en México, y el primer concierto español lo haremos en Lleida. Ahí empieza la gira. Sé que tenemos ofertas de un importante festival aquí en Barcelona, y luego también queremos presentar “Finisterra Ópera Rock” en Razzmatazz. O sea que en Barna tocamos seguro.

Genial, aunque es una pena no haber podido disfrutar de “Ilussia 3D” en directo. ¿Y alguna puesta en escena especial para “Finisterra Ópera Rock”?

Queremos volver a las salas para esta gira, cuando MÄGO DE OZ era un grupo de Mephisto, aunque luego fuimos a Razzmatazz… De todos modos, si tocamos en un festival grande por Barcelona, si nos dejan llevar escenografía, haremos algo especial. Ya veremos. Llevaremos un telón negro, con la cruz de Santiago del logo en rojo… Me gusta mucho porque es muy heavy.

MägodeOz_diario-finisterra

“A mí me gusta mucho marcar la diferencia de un Txus Di Fellatio en un escenario, donde soy intocable, chulo, inasequible… (…) ¡Esto es Rock’n’Roll! ¡Esto es un puto espectáculo!”

Y ya para ir terminando… ¿Qué tal las clases de batería Txus?

Bien. Después de 27 años… (risas). Mira, siempre me he considerado compositor antes que batería. Yo elegí tocarla, primero, porque me gustaba desde pequeñito, y segundo, porque era el vehículo por el cual yo me podía meter en la música. Yo me pongo a sacar una idea, llamo a Javi, nos ponemos a componer, grabamos… y me siento súper realizado. Cuando escucho una canción no escucho las baterías, escucho la canción. Soy más productor que batería. ¿Pero qué pasaba? Que dejaba de lado mi instrumento. Entonces, llegó un momento que dije: Vale, me gusta mucho componer, pero nadie te ha puesto una pistola en la cabeza para tocar la batería. Ponte las pilas porque encima eres bastante mediocre.

Otra forma más de ganarte las críticas de la gente… Me gusta tu sinceridad Txus.

Sí, sí, claro. No, y sigo siendo un batería mediocre. Siempre lo he dicho. Y ahora toco mucho mejor, joder. Keith Richards es un guitarrista mediocre, esto no va de “tocones”. Esto no es música clásica, esto es rock. En la música clásica prima la técnica. Yosi no es buen cantante, pero es Yosi y te pone los pelos como escarpias. A mí eso nunca me ha preocupado. También es cierto que ahora estoy mejor en el grupo. Hace diez años vivíamos por inercia. Vendíamos muchos discos y hacíamos giras importantes, si no el grupo se hubiera separado hace mucho. Eran dos partes: nosotros y José. Eso era insalvable. Nos unía la fama. Es como el fútbol: cuando hay buenos resultados todos se llevan bien… Pero lo importante es ser honesto y decir: Tío, ponte las pilas a estudiar. Y estoy muy contento. La verdad es que se me nota.

Manu Reyes, de SÔBER, es tu profesor, ¿verdad?

Sí. Tuve la oportunidad de invitarle a él y a su padre para “Finisterra Ópera Rock”. Manuel padre toca en “El Que Quiera Entender Que Entienda”, y Manuel hijo toca en “La Cruz De Santiago”. Y Anono, de BÜRDEL, toca en “Polla Dura No Creé En Dios”.

Ya que has hablado de tu otra banda… ¿Cómo está el disco de BÜRDEL KING? Dijiste que lo ibas a tener para invierno de este año.

Con el lío de MÄGO no he podido, ten en cuenta que es mi prioridad. BÜRDEL KING es un divertimento para provocar. Me da igual no vender, no tocar… Pero si es verdad que la compañía, Warner, ya me ha dado el visto bueno, así que para primavera de 2016 estará el segundo disco de BÜRDEL KING. El single se llamará “En La Boca No”.

Ahí, haciendo la competencia a LUJURIA…

No, yo voy mucho más allá que LUJURIA. Muchísimo. Yo soy más obsceno. Me la pela que se metan conmigo. Cuando digo en cada concierto: Hemos venido a follarnos a vuestras mujeres, aprieto los dientes esperando el botellazo… (risas). Creo que me ven tan sobrado… (risas).

¿Y planes de futuro para MÄGO DE OZ?

Girar por Europa, España, Japón… Y ya pensando en nuevo disco.

Perfecto Txus, pues muchas gracias, una vez más, por concedernos tu tiempo.

¡A vosotros!

Ya veis amigos, espero que lo dicho en la introducción haya quedado demostrado en el resultado final de la entrevista. La verdad es que no es ningún secreto lo que digo. Las cosas, en la vida, nos gusten más o menos, se realizan con más éxito en ambiente distendido, sin prisas. El sexo, trabajar, estudiar, conducir, comer, descomer, charlar… todo llega a mejor puerto sin presiones de ningún tipo. Así da gusto vivir, ¡sin prisas!

Publicado por Ivan Allué en Metalcry.com

Fotografías: Carmen Molina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: