“Cobain: Montage Of Heck”

¿La fama mató al genio o él solo se autodestruyó?

Veintiún años después de su muerte, la todopoderosa HBO estrenaba en cines (durante un tiempo muy limitado) “Montage Of Heck”, el documental de Brett Morgen sobre Kurt Cobain. Autorizado por la misma Courtney Love, la viuda del cantante de NIRVANA, y producido por la hija de ambos, Frances Bean Cobain, “Montage Of Heck” es, de lejos, la mejor película documental que se ha realizado sobre este icono del rock contemporáneo.

Montage_of_Heck_posterTiempo atrás, Gus Van Sant dirigió la película “Last Days” (2005), también producida por HBO, en la que, a través de personajes ficticios (Kurt aquí es Blake), retrata un interesante viaje introspectivo por los últimos días de vida del cantante, tras fugarse del centro de rehabilitación en el que había ingresado. Precisamente, de eso huye Brett Morgen, que únicamente aprovecha el incidente de Kurt en Roma, en el que quedó comatoso tras ingerir un elevado número de pastillas, para cerrar el documental con un simple “Un mes más tarde, Kurt se suicidaba”. De hecho, si queréis probar con un experimento (yo lo he hecho), tras ver “Montage Of Heck”, poned en vuestro reproductor “Last Days”. Parece que los dos filmes se complementen.

En el mercado audiovisual, también encontramos otros títulos tales como “Live Tonight Sold Out!” (1994), del que se dice que el propio Cobain compiló buena parte de los vídeos, pero no pudo completarlo debido a su muerte. Así que terminaron la faena los dos miembros restantes de la banda, Dave Grohl y Krist Novoselic, que trabajaron junto al director Kevin Kerslake para finalizar el, por entonces, VHS. La verdad es que resulta un material altalmente recomendable y, de nuevo, complementario a “Montage Of Heck”, ya que el de Kurt-Cobain-niñoKerslake deja de lado todo el sentimentalismo para centrarse en la vida del Cobain estrella del rock. La vida en la carretera (más bien en el avión), los excesos, las trifulcas con los guardas de seguridad de las salas, las actuaciones en programas de TV, las entrevistas, los conciertos en grandes estadios, el backstage, y todas las excentricidades que os podáis imaginar, forman parte importante de “Live Tonight Sold Out!“. Otro documento imprescindible para todo fan de NIRVANA.

En cambio, “Montage Of Heck” nos ofrece la cara más familiar de Kurt Cobain, ya desde sus primeros años de vida. Vídeos caseros, recuperados gracias a su propia madre, Wendy O’connor, que también aporta su imprescindible testimonio, se entrelazan con escenas animadas, gracias a las cuales se ha podido dar vida al Kurt adolescente. En mi opinión, esas son las claves que hacen grande este documental; poder conocer a fondo el entorno que ha definido la personalidad del músico (un niño rechazado a causa de su hiperactividad, que encuentra en las drogas la paz que necesita, y profundamente afectado por la separación de sus padres), para luego poder entender su trágico final, sin tener que recurrir al amarillismo.

Montage_Of_Heck_AnimaciónAsimismo, su vida personal junto a Courtney y la recién llegada Frances, se entreteje a través de vídeos caseros rodados por su propia esposa. Es la otra cara de la moneda del personaje mediático. Un nacimiento que resultaba un atisbo de ilusión. La venida de Frances parecía que abría un camino a la esperanza, pero, finalmente, la heroína le ganó la partida a Cobain. El padre, Donald Lenand Cobain, la hermana, Kimberly Cobain, la primera novia, Tracy Marander, la madrastra, Jenny, y el bajista de NIRVANA, Krist Novoselic, también son parte importante del documental. Curiosamente, Dave Grohl, ni aparece, ni tan sólo es nombrado. Igualmente extraño es la no aparición de Frances Bean, ya que su testimonio hubiera sido cautivador.

Y tras los créditos, después de ciento treinta y dos minutos de metraje, encontramos una interesante entrevista con el director, Brett Morgen. El complemento ideal que, de cara a la edición en DVD o Blu-Ray, seguramente aparecerá en los extras. En ella, Morgen nos pone los dientes largos al explicarnos cómo Courtney le dio las llaves de un pequeño almacén, donde guardaba todo el material de Kurt: películas caseras, fotografías, dibujos hechos por él, una especie de diario personal en el que Cobain describe todo lo que le atormenta… y en el que se ha fundamentado el documental.

Kurt Cobain decidió poner fin a su vida aquel fatídico 5 de abril de 1994. Un niño marginado de Aberdeen (Washington), con un talento innato, que se esforzaba en tocar la guitarra y soñaba con vivir de la música, y que, paradójicamente, acabó por odiar todo lo relacionado con el negocio musical. “Agradezco no haber tenido un cerebro genial como el suyo” confiesa su hermana Kim en “Montage Of Heck”, lo cual es bastante significativo. La genialidad acabó por enterrar a Kurt Cobain.

Publicado por Ivan Allué en Metalcry.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: