M.Night Shyamalan y los cuentos de hadas

0804-M-Night-Shyamalan

¿Os suena el director hindú M.Night.Shyamalan? Quizás sí recordéis películas como “El Sexto Sentido” o “Señales”… Pues bien, tras esos taquilleros títulos se esconde Manoj Nelliyattu Shyamalan (durante su época de estudiante, en la Tisch School of Arts de Nueva York, decidió cambiar su segundo nombre, Nelliyattu, por el de Night), un director y guionista que siempre me ha llamado la atención, capaz de producir atrayente encanto con su cine, aunque sus películas tengan por tema un argumento triste. Largometrajes que suelen ser narraciones abiertas, en su mayoría comparables a los cuentos de hadas.

Freud afirmó que el hombre sólo logra extraer sentido a su existencia luchando valientemente contra lo que parecen abrumadoras fuerzas superiores. Este es precisamente el mensaje que los cuentos de hadas transmiten a los niños. De diversas maneras, la lucha contra las serias dificultades de la vida es inevitable, es parte intrínseca de la existencia humana; pero si uno no huye, sino que se enfrenta a las privaciones inesperadas, y a menudo injustas, llega a dominar todos los obstáculos, alzándose al fin victorioso. Los personajes de Shyamalan, habitualmente, también se enfrentan a fuerzas superiores, y además desconocidas. Buen ejemplo de ello lo encontramos en “Señales”, cuando Mel Gibson y compañía luchan contra seres de otro mundo para, finalmente, comprender el sentido de su existencia. Del mismo modo, el propio Bruce Willis, en “El Sexto Sentido”, aprende a “vivir” con su “problema” (no sabe que está muerto). Será a raíz de descubrirlo que lo afronte.

También es significativo el mensaje de “El Incidente”. Si bien, los dos protagonistas principales no han podido entender por qué finaliza aquel extraño ataque de la naturaleza contra el ser humano, al enfrentársele, han puesto fin a sus problemas de pareja. La protagonista de “El Bosque”, por su parte, aun y sabiendo que aquellos de los que no hablamos son una invención de su padre, planta cara a los peligros del frondoso bosque, para poder salvar a su amado. Gracias a ello descubrirá que hay vida más allá de aquellos árboles. Lo mismo le sucede a la Narf protagonista de “La Joven Del Agua”, que ha de superar una serie de pruebas y obstáculos para finalmente encontrar su destino. Incluso del pequeño protagonista de “Los Primeros Amigos”, podemos decir que se enfrenta al mismísimo Dios, para tranquilizar su conciencia y saber de una vez por todas si su abuelo está bien en la otra vida.

Por otro lado, J.R.R Tolkien afirmaba que los aspectos imprescindibles en un cuento de hadas son la fantasía, la superación, la huida y el alivio; superación de un profundo desespero, huida de un enorme peligro y, sobre todo, alivio. Al hablar de final feliz, Tolkien acentúa el hecho de que es algo que debemos encontrar en todos los cuentos de hadas completos. Bruno Betthelheim, por su parte, añade un quinto aspecto imprescindible; la amenaza. Según el escritor, es muy importante en los cuentos de hadas una amenaza a la existencia física o moral del héroe. Como no podía ser menos, todos estos aspectos que enumeran Tolkien y Betthelheim aparecen en la filmografía de Shyamalan. Repasémoslos:

Fantasía: Todos los argumentos de las películas del director se basan en la fantasía. Personajes que pueden ver muertos y hablar con ellos, aldeanos que consiguen vivir aislados del mundo, ninfas que aparecen dentro de una piscina, humanos con poderes sobrenaturales, gente que se suicida sin más o alienígenas que quieren apoderarse de la Tierra.

Superación: Desde la superación del pequeño Cole (“El Sexto Sentido”) por intentar comprender su extraña virtud y vencer sus miedos, o la del propio Bruce Willis encarando su muerte y más adelante afrontando sus poderes de superhéroe en “El Protegido”, hasta la superación de la familia de “Señales” por afrontar la muerte de un ser querido y plantar cara a la invasión alienígena o los protagonistas de “El Incidente”, que no cesan en su empeño por escapar de la terrible epidemia. No debemos olvidar, quizás los dos casos más claros de superación; por un lado el que aparece en “El Bosque”, cuando una joven invidente que se adentra en un frondoso bosque en busca de la medicina que salvará la vida a su amado y, por otro, la superación que se cierne sobre los personajes de “La Joven Del Agua”, especialmente en el papel de Cleveland. Como dice Carmen Martin Gaite, en “El Cuento De Nunca Acabar” (Anagrama, 1988): “El verdadero héroe siempre está solo y acomete la lucha contra el entorno superando obstáculos, o bien, sacando recursos de su inventiva y de su fortaleza”.

Huida: La huida más clara la encontramos en “El Incidente”, ya que los personajes emprenden un viaje, sin destino concreto, para intentar burlar la extraña epidemia. Las demás huidas no implican tanto kilometraje: Cole huyendo de los muertos, Mel Gibson y familia huyendo de los alienígenas, la Narf huyendo de los Scrunts, o los personajes de “El Bosque” huyendo de aquellos de los que no hablamos.

Alivio: Esta parte está clarísima. Todos los desenlaces de Shyamalan producen alivio en sus personajes. Josua se siente aliviado una vez consigue saber que su abuelo está feliz en el más allá. Lo mismo le ocurre a Cole en “El Sexto Sentido”, cuando afronta sus miedos, o a Bruce Willis cuando sabe sacar partido a sus habilidades sobrenaturales en “El Protegido”. Por su parte, gran alivio sienten los protagonistas de “Señales” cuando, por fin, desaparecen los marcianos, o los de “El Incidente”, cuando salen a la calle dispuestos a morir y se encuentran que el mal ha desaparecido. También los protagonistas de “El Bosque” sienten alivio al ver regresar a Ivy, así como la propia Ivy lo siente una vez regresa a la aldea.

La amenaza: Clarísimamente amenazante es el agua para la existencia física de “El Protegido”. También los Scrunts, aquellos de los que no hablamos, los muertos, los marcianos o la extraña epidemia de “El Incidente”, son otras claras amenazas físicas reflejadas en el cine de Shyamalan. Si hablamos de amenazas morales podemos referirnos al miedo a lo desconocido, a las crisis personales, o incluso a la propia fe.

A veces, pensamos que los cuentos de hadas son mitos, pero en realidad son diferentes los unos de los otros. Rollo May, nos dice que “los cuentos de hadas son nuestros mitos antes de que los hagamos conscientes de nosotros mismos” (1). Si se piensa el mito como la narración de lo irreal, continúa May, debemos recordar que la irrealidad recubre a la realidad mientras la segunda se limita a negar la primera. El mito es el mecanismo llamado a narrar en todas sus formas a la realidad. En “La Joven Del Agua”, por ejemplo, podemos ver como una persona “real”, normal y corriente tiene contacto directo con los seres sacados de un cuento de hadas, seres que vienen de una leyenda. Ésta película contiene una enorme carga mística, de miedo a ciertos seres extraños, con una naturaleza que puede ser tanto amigable como también terrorífica, ambientada en un lugar tan estereotipado a nuestro tiempo como es un edificio de apartamentos. En ella se comparte la existencia de la heterogeneidad; el personaje real se cohesiona con el personaje de un cuento de hadas y le ayuda a salir adelante, enfrentándose a criaturas fantásticas y librando una batalla de cuyo destino depende nada menos que la redención completa de la Humanidad.

Ya cerrando el artículo, decir que en los cuentos de hadas abundan también los motivos religiosos, aspecto al que Shyamalan presta especial atención en todas sus películas. “Muchas historias de la Biblia son de la misma naturaleza que dichos cuentos. La mayor parte de estos cuentos se crearon en un periodo en que la religión constituía la parte fundamental de la vida; por esta razón, todos ellos tratan, directa o indirectamente, de temas religiosos” (2). Hoy en día, la religión no constituye una parte fundamental de la vida, más bien está en proceso de extinción, pero, los cuentos de hadas tienen un valor inestimable, puesto que ofrecen a la imaginación del niño, o no tan niño, nuevas dimensiones a las que le sería imposible llegar por sí solo. Del mismo modo, recurriendo a la fantasía, como hemos visto en estas líneas, M.Night Shyamalan nos permite explorar nuevas dimensiones, que nos ayudan a comprender lo que ocurre en nuestro yo consciente. Sin duda, un interesante director y guionista del que recomiendo visionéis alguna de las películas que he citado aquí.

Filmografía:
2013 – After Earth
2010 – Airbender: El Último Guerrero
2008 – El Incidente
2006 – La Joven Del Agua
2004 – El Bosque
2002 – Señales
2000 – El Protegido
1999 – El Sexto Sentido
1998 – Los Primeros Amigos
1992 – Praying With Anger


1 – May, Rollo. La Necesidad Del Mito. Ed: Paidós, Barcelona, 1992. Página 183.

2 – Bettelheim, Bruno. Psicoanálisis De Los Cuentos De Hadas. Barcelona, 1976. Ed: Crítica. Página 19.

Ivan Allué

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s