“Metallica: Through The Never”

metallica_throughthenever

Película:

Como no podía ser de otra manera, Matalcry.com también ha asistido a la proyección del film Metallica: Through The Never, una película inspirada en el libro “El Alquimista”, según declaraba Kirk Hammett a su paso por Madrid, donde el protagonista realiza un viaje circular y regresa exactamente al mismo punto del que partió. Eso es lo que le ocurre aquí a Trip, interpretado por el actor Dane DeHaan, un joven “chico de los recados” que es enviado a recuperar una “cosa” que METALLICA necesita, mientras ellos ofrecen un concierto. La banda ha confiado plenamente en el hacer del director Nimród Antal para llevar a buen puerto el film en 3D, que, a parte del componente dramático, recoge un resumen de los dos shows que el grupo grabó durante la gira de 2012 en Vancouver (Canadá), con un montaje escénico espectacular y exclusivo para la ocasión.

Como decimos, la película se desarrolla a través de dos líneas argumentales paralelas y simultáneas; una pequeña parte guionizada y otra basada en el concierto de METALLICA, que ocupa gran parte del metraje. Con esta premisa, la película ha de encantar a cualquier fan de los “Four Horsemen” que se precie. Las imágenes del concierto son espectaculares, rodadas con la última tecnología audiovisual y envolvente en 360º, que nos hacen sentir dentro del escenario. La banda está mejor que nunca, James ha rejuvenecido con la pérdida de peso, podemos notar en primera persona la energía, el sudor y la intensidad que el frontman desprende, y parece que podamos tocar los instrumentos de cada uno de ellos con sólo alargar la mano. Por si fuera poco, las imágenes se acompañan de un sonidazo tremendo, digno de cualquier sala de cine más o menos actual, que acaba de sumergirte de lleno en la actuación.

El concierto ofrece detalles visuales tan significativos como la silla eléctrica en “Ride The Lightning”, la estatua de la justicia desmoronándose en “…And Justice For All”, las cruces que emergen del suelo en “Master Of Puppets”, o el falso accidente del “Enter Sandman” (que ya pudimos ver en el directo “Cunning Stunts” de 1998) que obliga a METALLICA a tocar en un set más íntimo, como de vuelta al garaje, según bromea el mismo James Hetfield ante el público canadiense. Musicalmente, al margen de los comentados, también da gusto escuchar los primeros acordes del “Wherever I May Roam”, que la banda hace enlazar perfectamente con “Cyanide”, o canciones de la etapa “cortes de pelo” como el “The Memory Remains” o el “Fuel”, que casan perfectamente bien con el resto de repertorio.

Hasta aquí, la película es de cátedra, pero vamos ahora a la parte que más polémica va a levantar: el argumento. ¿Qué carajo hay dentro de la bolsa? Se pregunta la gente al salir del cine; “igual es que hay segunda parte…”. Bien, en mi opinión, la bolsa no es más que un McGuffin, palabrota que acuñó Alfred Hitchcock para designar un elemento de la trama que parece importante pero en realidad sólo sirve para conducir la acción (os acordáis del famoso maletín de “Pulp Fiction”). Puede ser algo metafórico, quizás represente la esencia de METALLICA, una especie de Santo Grial, por eso todos quieren hacerse con él. Sea como fuere, el concepto de la bolsa funciona muy bien, por qué nos engancha de buenas a primeras, y nos lleva de la mano con el protagonista, que en el camino se encontrará en medio de una brutal reyerta entre las fuerzas de orden público y los civiles.

A lo largo de la película, las imágenes casan de manera magistral con la música que el grupo va interpretando, es como si Trip fuera el grupo en sí, ese “chico de los recados” es METALLICA en carne y hueso; se prende fuego para después acabar a golpe de martillo con su enemigo enmascarado y eso repercute directamente en el escenario, que se desmorona a la par, hay una sincronía perfecta. Esa reencarnación humana de METALLICA lucha por sobrevivir en un ambiente hostil, al igual que pueda suceder con el heavy metal que el grupo representa, siempre atacado y marginado por la gran mayoría.

En fin, que cada uno lo interprete a su manera, pero creo que si os atrae el simbolismo, la abstracción y lo metafórico, la pequeña trama de Metallica: Through The Neveros gustará. Hay algunas “idas de olla”, como el momento en el que Rob Trujillo está calentando en el camerino y tiemblan las paredes, cuando cae sangre de la guitarra de Kirk sin más, cuando James pasa en coche por detrás con cara de malo, o cuando el pequeño muñequito cobra vida, que, sinceramente pienso, están metidas con calzador (aunque también se podrían atribuir a las pastillas que toma Trip), pero, por otro lado, hay escenas de acción buenísimas que te dejan con ganas de más. Seguramente la gran pega de Metallica: Through The Neversea esa: la poca presencia de película propiamente dicha. En ese aspecto, “The Song Remains The Same” (1976), de LED ZEPPELIN, y “The Wall” (1982), de PINK FLOYD, la superan de calle. En resumidas cuentas, podréis entender o no el concepto de Metallica: Through The Never, pero sólo la experiencia de vivir un concierto de METALLICA en 3D en el cine ya merece mucho la pena… y no os perdáis los créditos, ya que la banda interpreta el instrumental “Orion” en el gran escenario central, con la única presencia de Trip en las gradas (otra muestra que nos puede dar a entender que quizás son el mismo).

Productora: Blackened Records

Banda Sonora:

Como todo film que se pone en circulación, “Metallica: Through The Never” también viene acompañada de su Banda Sonora Original (BSO). Así es como los cuatro jinetes aprovechan para poner en circulación “Metallica: Through The Never (Music From The Motion Picture)“, un doble CD en directo grabado en Edmonton y Vancouver en el año 2012, que está disponible también en varios formatos: 2CD digipack (edición limitada), 2CD jewel case, triple vinilo y álbum digital. Al uso, no es más que un nuevo directo con los temas más destacados de METALLICA. Un total de dieciséis canciones, que se abren con el inconfundible clásico de Ennio Morricone, “The Ecstasy Of Gold”, y que siguen el orden en que aparecen en la gran pantalla.

Creeping Death” y “For Whom The Bell Tolls”, casan a la perfección con “Fuel”, todo y aparecer en discos que poco tienen a ver entre sí, para luego continuar con el álbum “Ride The Lightning” (1984) y el tema que le da título, que incluye también el fallo técnico del micro de James, que podemos ver en la película. Las ametralladoras y las explosiones anuncian después la llegada de “One”, seguida de “The Memory Remains”, que, como ocurre en “Fuel”, no desentona para nada con el material más thrasher de METALLICA. Tras dejar al público cantando las partes que Marianne Faithfull grabó en el tema, los de San Francisco atacan con un colosal “Wherever I May Roam”, que ahora sí se interpreta de manera íntegra.

El segundo disco se abre con “Cyanide”, el único representante de su último disco de estudio “Death Magnetic” (2008), que recupera aquel sonido “…And Justice For All”, que precisamente le precede. Luego, “Master Of Puppets”, “Battery” y “Nothing Else Matters”, que cuenta con una pequeña improvisación de guitarra al principio, dan paso a “Enter Sandman”, que también recrea el falso accidente de la película. “Metallica: Through The Never (Music From The Motion Picture)“ se cierra con “Hit The Lights” y, por último, se incluye la instrumental “Orion”, sin público de fondo, que suena en los créditos del film y ,creo, es el gran aliciente del doble CD.

Esta BSO no representa nada nuevo para los seguidores de METALLICA, pero sí es testimonio del gran momento de forma por el que atraviesa la banda. Si tenéis en vuestra colección directos más o menos recientes como el “Francais Pour Une Nuit” (2009), el “Orgullo Pasión y Glória” (2009) o el “Quebec Magnetic” (2012), podréis prescindir de esta nueva compilación, mejor haceos con el Blu-Ray o DVD cuando la película salga a la venta. Ahora bien, si la economía os lo permite y os queréis hacer con él, adelante, es un producto de calidad.

Discográfica: Blackened Records

Disco 1

01. The Ecstasy Of Gold 02. Creeping Death 03. For Whom The Bell Tolls 04. Fuel 05. Ride The Lightning 06. One 07. The Memory Remains 08. Wherever I May Roam 09. Cyanide

Disco 2

01. Cyanide 02. …And Justice For All 03. Master Of Puppets 04. Battery 05. Nothing Else Matters 06. Enter Sandman 07. Hit The Lights 08. Orion

METALLICA son:

James Hetfield – Voz/Guitarra

Lars Ulrich – Batería

Kirk Hammett – Guitarra

Robert Trujillo – Bajo

Publicado por Ivan Allué en Metalcry.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s