Tres viejas glorias con mucho que decir

Europe_Metalcry

Tras agotar todas las entradas de pista en Donostia, la gira más esperada del año pisaba Barcelona. Diecisiete años después, DEF LEPPARD visitaban de nuevo España, acompañados por EUROPE y WHITESNAKE. El acertado cambio de recinto enalteció todavía más la celebración. Un Poble Espanyol de Montjuïc, que acogió entre sus murallas a miles de metaleros, pudo ser testigo de un espectáculo digno de recordar. Sin duda fue un verdadero lujo disfrutar de un show al aire libre (aunque refrescó de cara a la noche), en un entorno medieval precioso, dónde el público puede ver bien el concierto desde casi todos los puntos, y en el que se ubica un gran escenario en su plaza mayor.

Ahora bien, el principal problema con el que cuenta el recinto es el estrecho acceso. Una larguísima cola aguardaba paciente la entrada, cosa que llevó a más de un fan a perderse el inicio de EUROPE, que cinco minutos antes de lo anunciado salían a escena. Los de Tempest y compañía todavía son capaces de ofrecer un buen recital, en su línea habitual, con ese vocalista capaz de meterse al público en el bolsillo con una sola sonrisa, que cautiva al personal a base de malabarismos con el pie de micro, y que canta con esa gracia que sólo los más grandes poseen. Un show de una hora, a plena luz del día, donde no faltaron los imprescindibles “Carrie”, “Superstitious”, “Rock The Night”, la grandiosa “In The Future To Come” o el “The Final Countdown” de rigor para cerrar, justo antes de interpretar una que para mi fue la sorpresa del set, la orquestal “Last Look At Eden”, todo un temazo!

Una pasarela ayudaba a los cantantes a estar cerca del respetable, cosa que David Coverdale de WHITESNAKE explotó como nadie. A sus sesenta y dos años, el vocalista parece estar viviendo una segunda juventud. Movimientos obscenos, masturbaciones con el pie de micro y dedicatorias a sus enloquecidas seguidoras, convierten a Coverdale en ese genio y figura que todos queremos ser de mayor. En cuanto a la voz, pues pasó con nota, eso sí, abusa mucho de hacer cantar al público, sobre todo en las partes que necesitan de mayor capacidad vocal, pero lo suple sobradamente con ese ímpetu y macarrería que demuestra sobre las tablas.

La banda apoya también en los coros, y le brinda bastantes descansos con solos de guitarra y batería. Cinco voces de soporte son un regalo, y Coverdale lo agradece mucho en directo. En conjunto, podemos poner un nueve a la exitosa exhibición de WHITESNAKE, algo empañada por el sonido demasiado excesivo. De los temas más destacables, hacer hincapié en el inicial “Give Me All Your Love”, en los imprescindibles “Can You Hear The Wind Blow”, “Don’t Break My Heart Again” o en la típica balada “Is This Love”, que cayó bastante temprano, y en una recta final de orgasmo, con “Fool for Your Loving”, “Here I Go Again” y ”Still Of The Night”. Casi nada!

Por último DEF LEPPARD, para muchos el reclamo principal, que ofrecieron el show más vistoso de la tarde-noche, gracias a la pantalla trasera donde se proyectaban imágenes de antaño y del propio concierto. Hacer hincapié también en el acertado juego de luces, en la vistosa plataforma del batería Rick Allen y en el sonido que le sacó su técnico (con esas reverbs tan características de los ochenta). Por su parte, el guitarra Vivian Campbell, en pleno proceso de quimioterapia, rindió como nadie, mientras que el otro seis cuerdas, Phil Collen, deslumbraba a todas con su “tableta” y pecho descubierto. “Lets Get Rocked” representaba el pistoletazo de salida, el Poble Espanyol lucía su mejor aspecto y el vocalista Joe Elliot brillaba ante su público. Le siguió “Action”, para luego ir desgranando un grandes éxitos que se alargó hasta bien pasada la medianoche, cuando el “Rock Of Ages” y el “Photograph” pusieron punto y final a la actuación de DEF LEPPARD.

Con lo dicho, añadir que es un auténtico placer poder vivir en directo espectáculos de tal calibre. Tres bandas en el cartel que llevan más de treinta años en la brecha y en las que el espectador puede confiar a pies juntillas. No creo que ninguno de los asistentes al Poble Espanyol se arrepintiera de haber pagado sesenta y pico euros por verles. Si aún tenéis dudas en pasar por el Palacio Vistalegre (Madrid), el próximo 26, o por el Coliseum (A Coruña), el 28, no lo dudéis, ¡el espectáculo merece mucho la pena!

Publicado por Ivan Allué en Metalcry.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s