Steve Vai, sala Razzmatazz – Barcelona – 14/12/2012

¡Steve Vai, el David Copperfield de las seis cuerdas!

La actuación del portentoso guitarrista STEVE VAI, se enmarcaba dentro del Festival Mil·lenni, un elenco de artistas de lo más variopinto i comerciales (véase Malú, Farruquito, Ana Belén, Chambao…) dónde poco me esperaba encontrar al señor VAI, la verdad sea dicha. Sea como fuere, me acercaba a la Razzmatazz barcelonesa con la intención de pasar un buen rato en compañía de este gran maestro de las seis cuerdas.

Steve Vai, con su característica guitarra Ibanez

En el interior, unas mil personas aproximadamente ya abarrotaban la planta baja de la sala, a las 21:00 h, con lo que era imposible alcanzar un buen lugar donde acomodarse. Para más inri, la organización no dio permiso a los fotógrafos para acceder al foso, con lo cual, cada uno a buscarse la vida como pudo. Tampoco estaban abiertos los pisos superiores del local, de ahí que el “gallinero” de la Razz gozara de un aspecto encomiable. En cuanto a la música, que deciros amigos míos… quien ya haya disfrutado de STEVE VAI en directo alguna vez y no le haya podido ver en esta gira, que eleve esa sensación pasada al cuadrado y quizás se haga una idea aproximada de lo que se ha perdido. Yo tuve el placer de verle hace ya más de diez años, cuando vino de gira con Eric Sardinas y llevaba al gran bajista Billy Sheehan junto a él, y nada que ver con el show que monta el señor VAI en la actualidad.

Dave Weiner y Steve Vai disfrutando de lo lindo

Yo creo que este hombre se diferencia de lejos de los demás guitarristas, gracias a que casi flirtea con el ilusionismo en sus shows. Es como un David Copperfield de la guitarra, sólo le faltó levitar y desaparecer en nuestras narices. No hay ni un movimiento de STEVE VAI que sea en balde, todo en el escenario alcanza sentido: cambios de guitarra en cada tema, casi igual que de modelito, posturas desafiantes y de complicidad con el público, coreografías i bailes, humo, robótico traje de luces con máscara de leds, un batería que aparece con un mini-set de timbalas a cuestas, mientras VAI interpreta el acústico “Pusa Road”, en el que un cráneo cobra vida y se pone a hablar con el guitarrista, y, como guinda, la participación de dos afortunados miembros del respetable, que pueden interactuar con la banda y quedarse luego a disfrutar del show desde encima del escenario.

El mismo guitarrista bromeó con el aspecto de sus pantalones

Así no hay quien se aburra la verdad. Fueron dos horas y media que pasaron como una sola, donde temas como “Tender Surrender” o “For The Love Of God” del disco “The 7th Song” levantaron grandes ovaciones, muy por encima de otros temas de su reciente  “The Story Of Light”, y en los que pudimos disfrutar de los grandes músicos que le acompañan: como el rítmica Dave Weiner, la arpista Deborah Henson-Conant, o el inmenso bajista/contrabajista de color Philip Bynoe. Tan bien acogido fue el espectáculo que el público no le dejó marchar hasta bien pasados diez minutos del final, coreando su nombre a grito limpio y emocionando al propio STEVE VAI que aguardaba glorioso sobre las tablas. Una gran noche, sin duda!

Crónica publicada por Ivan Allué en Metalcry.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s